¿A quién no le gusta que le cocinen?

Reconozco que soy amo y señor de mi cocina. Me encanta cocinar y preparar deliciosas cenas para mis invitados. Pero la cocina agota. Uno se cansa de pasar calor frente al fogón y luego viene lo peor, que es fregar los platos. Por eso es tan rico que alguien cocine para uno. Y por eso estoy al tanto de los mejores restaurantes de Sevilla para darme una escapadita de vez en cuando.

Desde hace tiempo tenía la intención de visitar Casa Carmen, pero siempre, entre una cosa y otra, lo pospuse. Un día que estaba muy agotado y no tenía ganas de cocinar me fui con mi pareja a pasear en busca de un sitio para comer. Entonces recordé que un amigo me había recomendado este lugar y allí fuimos.

Yo soy un comensal muy exigente, tal vez porque sé un poquito de comida. Pero cuando probé las delicias de este sitio agradecí no haberme puesto a cocinar ese día. Qué rico es que otros nos preparen la cena de vez en cuando.

Antes no confiaba en los restaurantes, pero desde que probé la comida de Casa Carmen me voy de vez en cuando allí si no tengo ganas de cocinar.

Recommended Reading