Las actitudes de un buen vendedor

Las actitudes son definidas como el conjunto de respuestas que el ser humano manifiesta cuando se encuentra ante determinadas personas, situaciones, lugares y objetos. ¿Cuáles son las actitudes que un buen vendedor debe presentar para distinguirse del resto?

“Un buen vendedor tiene que ser empático, capaz de ponerse en el lugar de su interlocutor en todo momento, ya que tiene que detectar las necesidades y preferencias del cliente y ofrecerle el producto y/o servicio que requiera en función de éstas” comenta Ernesto Palma, analista comercial.

Del mismo modo, la actitud de los vendedores siempre ha de ser positiva para transmitir esas agradables sensaciones de bienestar al cliente.

“¿Te imaginas que un vendedor llegue a tu casa o a tu oficina con cara de pocos amigos? Por muy interesado que estés en el producto, acabarás rechazándolo porque no querrás que te contagie su mal humor. Por ello, los vendedores han de tener una actitud positiva y alegre que haga que sus clientes se sientan a gusto en su compañía y que quieran escuchar sus argumentos con detenimiento” señala el especialista en ventas.

Por su parte, los propios vendedores destacan la importancia de tener las actitudes adecuadas en cada momento.

“Llevo dos años desarrollándome profesionalmente como comercial y desde que empecé a trabajar Grupo Planeta, me enseñaron que un buen vendedor tiene que tener determinación, en el sentido de contar con la constancia y empeño necesario para lograr sus objetivos, entusiasmo, entendido como la pasión por la labor que realiza, paciencia, manteniendo la calma ante situaciones complicadas, por ejemplo cuando se produce un retraso en la entrega de un pedido, pero, sobre todo sinceridad, explicando siempre la verdad de lo que ha sucedido sin engaños ni mentiras” explica Maite Godofredo, comercial de Grupo Planeta.

Asimismo, la responsabilidad, relacionada con el deber de cumplir con las políticas y normas de la empresa así como con los compromisos que contraigan con los clientes, y la honradez, es decir, ser una persona íntegra, recta, incorruptible y leal, son otras de las actitudes indispensables que deben tener los buenos vendedores para realizar correctamente su trabajo y conseguir no sólo más ventas, sino la satisfacción de todos sus clientes.

Recommended Reading

Discuss

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *