La cortesía en la atención al cliente es algo fundamental

Como seres humanos y miembros activos y útiles de una sociedad debemos tener en cuenta la cortesía y los buenos modales cuando estamos interactuando con otras personas. Si lo analizamos desde el punto de vista más estricto de las relaciones que creamos con las demás personas, siempre seremos proveedores de algún servicio y siempre seremos consumidores de algún otro, y en todos los casos debemos saber tratar a nuestro cliente.

 

Uno, dedicándose a lo que sea, siempre va a estar en contacto con gente que esté interesada en lo que hacemos y va a depender de cuan bien lo tratemos y cuan útiles le seamos que tengamos más o menos existo; no tengo ninguna duda de que es una cuestión de actitud. En muchos caso uno pierde oportunidades en la vida, solo por tener una mala actitud para con las otras personas.

 

Vea la cortesía y la atención al cliente como un sistema de seguridad y de permanecía, recuerde que este mucho se basa en la supervivencia del más apto y si usted no lo es, entonces no podrá garantizar su continuidad como miembro útil de la sociedad, pues las personas lo descartan como una opción. Fíjese que es un concepto de seguridad distinto al que conocemos, pero es igual de importante.

 

La seguridad de que usted tiene un ingreso constante todo el tiempo es tan importante como estar seguro en su casa, con la diferencia que, si se siente amenazado en su casa contrata a los cerrajeros Madrid centro y vuelve a estar seguro, pero si se trata de la seguridad como miembro útil, es probable que necesite un cambio de actitud y eso suele ser muy complicado.

 

Se puede decir que mientras usted trate de ser todo lo cortés que pueda, estará abierto a recibir ofertas  de trabajo y eso le da seguridad, eso lo vuelve apto para la supervivencia, aunque no sea lo único que importa.

 

Muchos de los que sabemos que la atención al cliente es lo más importante, entendemos que nuestra preparación para ser útil, también lo es y es por tanto que tratamos de mejorar cada día más. De hecho, esa debería ser la filosofía de vida de todos nosotros; debemos hacernos expertos en algo.

 

Muchas veces, la cantidad de conocimiento que vamos adquiriendo nos hace menos humano, o por lo menos yo lo veo así. Pareciera que el conocimiento nos hace superiores, al punto de creer que podemos ser descorteces y aún así necesaria para quien necesita de nosotros y creo que no podríamos estar más equivocados en ese sentido.

 

Para muchos es complicado ser corteses en la vida, y para muchos otros es simplemente su manera de ser, pero para aquellos a los que se le hace difícil entender el concepto de la cortesía para ganar dinero está el dicho que dice que se atrapan más moscas con miel que con vinagre y es muy cierto.

 

No pongo en duda de que alguien existirá que se aguante la mala actitud de sus proveedores solo porque necesita satisfacer una necesidad, pero también es cierto de que cada día, el consumidor, es decir, tu y yo, tiene opciones para escoger y aseguramiento se destila por aquellos en onde se sientan verdaderamente bien atendidos.

Recommended Reading

Discuss

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *