Calentadores solares de calidad

Los Calentadores Solares son dispositivos muy útiles y ecológicos. Dichos aparatos emplean la energía solar para calentar alguna sustancia -agua, aceite, glicol etc.-. No obstante, normalmente se utilizan para calentar agua, agua que se emplea para duchas, lavamanos, lavado de ropa, etc., tanto en sitios públicos como como hoteles, o en las casas. Es decir, que estos dispositivos termodinámicos utilizan la energía proveniente del sol para aumentar la temperatura del agua.

Los calentadores solares en muchos países puede disminuir el consumo energético de manera extraordinaria. Algunas estadísticas arrojan que tal descenso puede ser hasta 50%-75 %. Incluso, en algunos lados que se utilice esta energía, el ahorro de energía puede alcanzar hasta un 100 por ciento. Es decir, que el uso de los calentadores solares puede disminuir grandemente el consumo de gas o electricidad.

 

Para cualquier hogar, un calentador solar es muy útil pues su uso es un modo de conseguir agua caliente de forma rápida y sencilla. Estos aparatos traen muchas ventajas. Por ejemplo, la seguridad es una de ellas. Los calentadores solares son muchísimo más seguros que los calentadores de gas, peligrosos aparatos porque funcionan con un combustible inflamable.

Asimismo, los calentadores solares son muy ecológicos. En primer lugar porque utiliza una neergía renovable, la solar; y en segundo, porque al trabajar no expulsa gases contaminantes que afectan la atmósfera. Tampoco estos aparatos requieren ventilación, o sea, la habitación en la que se instalen no necesita estar ventilada. Esto supone dos beneficios, uno: puedes instalarlo en cualquier parte de la casa; dos: ahorras calefacción porque no tienes que abrir ventanas ni puertas para que corra el aire.

Hay dos tipos de calentadores solares. Los instantáneos de paso o de flujo y los de acumulación o termos.

Los primeros son pequeños y trabajan con un sensor de flujo que se activa al detectar la circulación de agua. Su instalación es súper fácil, no obstante, es válido aclarar que su capacidad de calentamiento no es muy alta, de ahí que no sean ideales para regiones muy frías.

Los segundos son más prácticos, por tanto, son más empleados. Estos cuentan con un tanque que contiene agua y que se calienta hasta alcanzar la temperatura elegida en el termostato. Tienen la capacidad para suministrar agua caliente a temperatura constante, y lo mejor es que se pueden abrir los demás grifos de la casa si que varíe la temperatura del agua.

Recommended Reading

Discuss

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *